lunes, 2 de noviembre de 2009

LA MODA EN LA COCINA... EL MICROONDAS.

Como ha sucedido con tantos descubrimientos, el micro-ondas se inventó por azar. Fue un accidente casual lo que permitió extender en la vida cotidiana las aplicaciones de las ondas electromagnéticas, conocidas desde 1864, después de que el físico escocés James Clerk Maxwell postulara su existencia.
Todo empezó cuando el ingeniero norteamericano Percy Spencer, que trabajaba para la empresa de radares Raytheon Corporation, comprobó en 1946 cómo la chocolatina que llevaba en el bolsillo de la bata se le había derretido mientras probaba un dispositivo llamado magnetón. Intrigado por lo que había pasado, Spencer decidió realizar un experimento: dejó un puñado de granos de maíz cerca del "magnetón", y al cabo de un par de minutos empezaron a saltar por el laboratorio convertidos en palomitas.



Desde este experimento hasta que empezó a fabricarse el primer horno microondas apenas pasó un año.
Sin embargo, los primeros microondas no eran muy prácticos, medían dos metros y pesaban 250 kilos, aparte de valer más de 5.000 dólares. Fueron los restaurantes y los hospitales los primeros en interesarse por ellos, para recalentar comidas. Un restaurante de Boston tiene el honor de haber sido el pionero en incorporarlo a su cocina. Tuvieron que esperar 20 años para conseguir los primeros hornos domésticos aunque por aquellos días eran utilizados prácticamente sólo como "palomitero" en Estados Unidos.

Pasaron algunos años antes de que los microondas ganaran en ventas al resto de hornos, eléctricos o de gas. En Estados Unidos esto ocurrió en 1975; en España aún tardarían otros diez años en convertirse en un electrodoméstico de gran consumo, seguramente porque se temía que las radiaciones que emiten resultaran peligrosas. No obstante, se demostró que las radiaciones
no son io-nizantes, es decir, no perjudican los alimentos.

Más historias de los objetos cotidianos de la moda en: http://modaenlahistoria.blogspot.com/2010/02/el-origen-de-las-modas-y-sus.html

POR M. CAROL H.y V. F 391

12 comentarios:

Maria Trendy dijo...

Vicen que buenos posts que tienes. Amo el microondas, no podría vivir sin él :)

vicen dijo...

Yo tampoco, gracias por pasarte.
Saludos.

moda capital dijo...

Me encantó el post! La moda no sólo está en los armarios esta en toda nuestra vida! saludos Vincen!

A TRENDY LIFE dijo...

Qué haríamos sin el microondas, verdad?

the healthy ghost dijo...

Qué interesante! ¿Me puedes dejar el link de Historia de la Moda otra vez? He intentado ponerlo en la lista de blogs y no lo admite, quizás estuviera confundido.
Un beso.

yolanda dijo...

Me ha gustado mucho tu blog. Si te apetece pásate por el mío ahhhlaladeco.blogspot.com, y si te gusta yo encantada de recibir una seguidora más.
Besiños
Yolanda

Zepequeña dijo...

Un palomiter... que buena idea. Yo me he comprado una panificadora para hacer mi pan todos los dias. La mejor compra de hace mucho tiempo.

Zepequeña.

Gasteizshopper dijo...

¿Qué haríamos sin microondas? en verano, cuando estuvimos en Tenerife, en el apartamento no había y no puedes imaginarte cómo se le echaba de menos.

Un besote

Gasteizshopper dijo...

¡¡¡qué fuerte, Vicen!!! eres un artista!! menudo curro!!

Un besote

Bella dijo...

Hi babe!

How are you?
xxxx

Bubu dijo...

me gusta mucho este blog, que cositas mas interesantes, estás en mi barra de blogs para visitar a menudo. un beso

Betty dijo...

arriba el microhondas,q hariamos sin el si casi lo utilizo mas que la cocinilla.
Vicen muchas gracias por tu comentario. Me encnatan todos y cada uno de los Blogs que tienes. Le dedicas muchisimo tiempo y eso es admirable.

muchos besos

LinkWithin